Naufragios en la isla de Tabarca

Las primeras indicaciones sobre la navegación en aguas de Nueva Tabarca, así como los peligros que ofrece la misma en determinados lugares de su costa, se deben a Don Vicente Tofiño de San Miquel, un ilustrado general de la Armada, que por orden del Rey Carlos III llevó a cabo en 1784 las denominadas Cartas Esféricas de las costas españolas que baña el Mediterráneo y de la correspondiente de África.

Plano costas Santa Pola y Tabarca (1.877)

Ya el historiador Estrabón, cuando describió su paso por nuestras costas calificó a la Planesia de los romanos como una isla peligrosa por la abundancia de escollos en sus proximidades que dificultaban enormemente la aproximación de las embarcaciones.

Los restos de diversos naufragios de naves romanas certifican el acierto de aquella descripción. Del mismo modo, hemos visto que Vicente Tofiño en sus Cartas Esféricas hablaba de los numerosos arrecifes que obligaban a los marinos a extremar las precauciones al aproximarse a la Isla Plana o de Nueva Tabarca. Es por todo ello que podemos considerar que supuso un auténtico progreso para la isla la inauguración de su faro el 1 de junio de 1854.

Desde la entrada en servicio del faro hasta el naufragio el día 1 de diciembre de 1901 de la goleta inglesa Cureka, con destino Cádiz, en el paraje conocido por La Glosa, que supuso la pérdida total de su cargamento de bacalao, no se había producido incidente alguno en las costas de la isla.

Afortunadamente la tripulación pudo ser rescatada sin víctimas por un laúd pesquero. Pero algo debió cambiar en los fondos de dicho paraje, de obligado tránsito por las características tan accidentadas del entorno marino, pues desde 1914 hasta 1918, de forma dramáticamente creciente, se sucedieron una larga lista de percances, la mayoría bien documentados, lista que terminaba con los siguientes naufragios:

:: 1 de enero de 1916, embarrancó el vapor trasatlántico italiano Siena.
:: 7 de enero de 1917, encalla el vapor español Bermeo.
:: 12 de abril de 1917, naufraga un vapor inglés huyendo al ser torpedeado por un submarino alemán.
:: 13 de mayo de 1917, embarranca el vapor trasatlántico italiano Vittorio.
:: 21 de mayo de 1917, encalla en el mismo lugar el vapor inglés Estrick.
:: 12 de junio de 1917, submarino alemán torpedea un convoy de buques mercantes, aprovechándose de las dificultades del paso por las aguas de la isla.
:: 19 de julio de 1917, embarranca el vapor inglés Wismenera.
:: 17 de diciembre de 1917, zozobra el vapor inglés Menoria.

 

La Época – 2 Enero 1.916
 

Heraldo de Madrid – 1.917

Fuente: http://lafogueradetabarca.blogspot.com.es

www.carabassi.net
Etiquetas: