ULTIMA DESTACADA ALEATORIA

Elche – Orígenes de la Guardia Municipal

Salvador Brotóns Maruenda

El 17 de febrero de 1870, siendo alcalde de Elche D. Pascual Llopis , se dictó el primer Reglamento para la Guardia Municipal (Institución que fue restablecida en 1868 por la Junta Revolucionaria presidida por Emigdio Santamaría).

Era el precedente de los actuales textos reglamentarios y la primera vez que los gobernantes de nuestro municipio se encontraban con la necesidad de ordenar el funcionamiento de una institución que con el transcurso de los años había cambiado de denominación (en algunas ocasiones, fruto de las exigencias sociales), aunque siempre con la misma función: el servicio a los ciudadanos de nuestro municipio y el mantenimiento de su seguridad.

IMG_20190707_2252381944 – GUARDIAS MUNICIPALES

En sus orígenes el cuerpo estaba compuesto por un oficial y nueve guardias con sus respectivos suplentes, no siendo los requisitos para acceder al puesto excesivamente exigentes.
No necesitaban ningún tipo de examen, tan solo el oficial debía saber leer y escribir, y los guardias no contar con antecedentes y todos tenían que ser leales a las instituciones vigentes.

IMG_20190707_225238AÑOS 50 – DESFILE DE GUARDIAS MUNICIPALES

Las actuaciones de dicho cuerpo se basaban en el compromiso con el servicio a la población.
El mantenimiento de la tranquilidad pública, el reposo del vecindario, la protección de las personas, la detención de los perpetradores de delitos reflejan su carácter de policía de seguridad.

Debían, entre otras muchas cosas, cada agente recorrer todas las calles de su demarcación, impedir alborotos, proteger a las personas, defender la propiedad e impedir que circulen personas embriagadas.

IMG_20190707_2252381972 – 1° PROMOCIÓN DE MUJERES GUARDIAS
MUNICIPALES

No consta que tuvieran día de descanso ni vacaciones, prestando servicios nocturnos principalmente y aquellos diurnos que el Alcalde les encomendara.
Eso sí, la uniformidad y armamento, consistente en una carabina, sable y cartuchera, corría a cargo de las arcas municipales, pero en ningún caso tenían la consideración de funcionarios.

www.carabassi.net