Aljibes de la Sierra de Santa Pola

Los aljibes de la sierra de Santa Pola fueron construidos en el siglo XVIII para abastecer de agua a los habitantes de Santa Pola.

Repartidos por toda la sierra existen varios aljibes para la recogida de agua de lluvia: Mauyo, Far, Calín, Casa Mariano, Salt.

Se trata de unos depósitos destinados a guardar agua potable procedente de la lluvia, conducida a través de canalizaciones procedente de laderas rocosas de la Sierra.

Aljibes de Santa Pola

El aumento de la población, motivado por la riqueza creada por la sal y la pesca, hizo necesario dotar a la villa de abastecimiento de agua de lluvia, almacenada en depósitos subterráneos para venderla posteriormente por las calles en tinajas transportadas por carros.

En la Edad Moderna, con la expansión de los cultivos cerealísticos de secano propiciados por los repobladores y el posterior aumento demográfico, que obligaba a colonizar espacios baldíos y alejados de las fuentes, el aljibe se extendió por todo el territorio.

Aljibes Santa Pola

En la primera mitad del s. XX, todos los aljibes estaban en funcionamiento. A partir de los años 40, en la posguerra, la elevada emigración conllevó el abandono de la agricultura y la desaparición de la cultura hidráulica tradicional.

Fuente: santapola.portaldetuciudad.com